¡Tuiteros! ¿Cómo escribo mi tesis?

Hola y bienvenidos de nuevo a mi blog ‘Huele a Química’. Porque la Química, efectivamente, huele, y todo lo que huele es, efectivamente, Química.


¿Cómo estáis pasando el verano? Espero que todo esté yendo genial, y los que estéis ya de vacaciones las disfrutéis al máximo. Yo no estoy aún de vacaciones (me faltan dos semanitas), pero intento disfrutarlo igualmente, y este fin de semana, entre baño y baño en la playa, estuve pensando que me gustaría contaros algo más acerca de mi etapa predoctoral, de mis vivencias en el laboratorio y de mis opiniones acerca de este mundillo paralelo que es la investigación universitaria. 

Por eso voy a compartir con vosotros los resultados de una encuesta que realicé en twitter entre el Jueves y el Viernes pasados sobre un tema que genera controversia entre doctorandos y directores de tesis.


Veamos el tweet:

Encuesta @hueleaquimica II.png

La pregunta que planteé fue: Si cumples todos los requisitos que demanda tu universidad…¿tesis por artículos o tesis tradicional? Y las respuestas, pues las obvias: Tesis por artículos; Tesis tradicional; Depende (comenta de qué).

Pues bien, antes de hablar de la encuesta, os cuento que a la hora de escribir una tesis doctoral basada en una investigación (en mi caso, sobre Química Orgánica), hoy en día uno se puede basar en dos formatos: por una parte, la tesis tradicional consiste en realizar un escrito ‘formato libro’ en el cual, básicamente, debes contar tu tesis con todo lujo de detalle (introducción, objetivos, metodología, resultados, conclusiones y discusión…). Siguiendo este formato, la vida del doctorando consiste en escribir, escribir y escribir durante el tiempo que requiera, que suele ser de varios meses (pasando por las temidas correcciones del director). Para más inri, es raro quien escribe su tesis en los últimos meses de contrato predoctoral, ya que se suele estirar este contrato para estar dentro del laboratorio, y escribir la tesis sin contrato, osea gratis (aunque no es una norma). Por otra parte, hace varios años que se da la posibilidad de escribir la tesis por compendio de artículos. Que quede claro, los investigadores de universidades públicas tenemos fundamentalmente una misión, publicar artículos. Con ellos construimos nuestros currículum y competimos entre nosotros para becas y puestos de trabajo. Por lo tanto, un doctorando debe tener como objetivo publicar cuantos más artículos mejor para salir al mercado con opciones de competir. Parece lógico pensar, por tanto, que los artículos publicados en el transcurso de una tesis reflejan el trabajo realizado por el doctorando. Por ello, la opción planteada es la recopilación de estos artículos como muestra del trabajo realizado durante los años de tesis en un único documento, acompañados de una buena introducción que de cuerpo al documento y a la tesis en general. Este tipo de documento de tesis permite ahorrar tiempo de escritura, pudiendo incluso aprovecharse el contrato predoctoral. Se supone que el doctorando ya ha asimilado las competencias de escritura científica gracias a la redacción de esos artículos, y el compendio de ellos más una buena introducción al tema y unas conclusiones sólidas deben ser suficientes para valorar su tesis.

Bien, por tanto, a priori, creo que debería ser obvio pensar que, cumpliendo los requisitos demandados por la universidad (2-4 artículos publicados como primer autor), la escritura por compendio de artículos debería ser la opción escogida por todos los doctorandos (más rápida y sencilla de realizar).

Pues bien, en mi propio departamento me encuentro el caso de un director de tesis que prohíbe a sus doctorandos esa opción, alegando que el proceso de escribir la tesis de manera tradicional es muy enriquecedor para el doctorando. Sí, seguro que es muy enriquecedor pero…habiendo una opción más rápida y cómoda, que da el mismo resultado, que además promueve la publicación de artículos científicos que engrosan el CV del doctorando, y que permite obtener todas las competencias de escritura científica desde el primer momento de la tesis…¿no deberíamos modernizar este proceso tan de por sí tedioso de escritura? Por supuesto, este director de tesis es totalmente ‘old-school‘.

Por ello decidí poner a prueba la modernidad de mis seguidores en twitter del ámbito científico planteándoles qué harían ellos.

Veamos pues, los resultados de mi encuesta, ¿qué votaron los 22 tuiteros que participaron?

Encuesta @huelaquimica

Un 64% (14 personas) votaron Tesis por artículos, un 27% (6 personas) votaron Tesis tradicional, mientras que un 9% (2 personas), votaron Depende, y argumentaron su postura con sendos comentarios, estando una más a favor de la tesis por artículos, al ser más rápida, y otra por la tesis convencional, si te organizabas bien durante la tesis.

Como vemos, la tesis por artículos obtuvo un resultado apabullante, siendo la preferida por 15 personas en total de 22, algo que sin duda es lógico una vez expuestas sus ventajas. Sin embargo, me deja con la mosca detrás de la oreja que un 27% de las personas votaran la tesis tradicional. ¿De verdad creen que es la mejor opción? ¿Invertir un tiempo tan largo (ya digo, 5-6 meses mínimo) en escribir un libro de cientos de páginas donde se cuenta lo mismo que ya se ha contado en los artículos publicados, simplemente de una manera más extendida? La verdad, creo que es doblar esfuerzos inútilmente. Ya se han redactado artículos durante la tesis, ya se ha hecho el ejercicio de buscar y leer toda la bibliografía, escribir los antecedentes, plantear tus hipótesis y objetivos, analizar, ordenar, presentar y comentar tus resultados, y elaborar unas conclusiones. ¡Eso ya lo has hecho! ¿Para qué perder el tiempo reescribiéndolo todo? 

Otra cosa es cuando no se llega a los mínimos artículos necesarios para que la universidad permita la escritura por artículos, en ese caso no queda otra que escribir y escribir. ¿Pero si has publicado tu trabajo? Compendio.

Yo, sin lugar a dudas, voy a escribir mi tesis por compendio de artículos, primero porque puedo, segundo porque mis directores de tesis NO me lo prohíben, y tercero porque mis artículos han sido evaluados y aprobados por expertos en mi campo de investigación, y creo que es este es mi mejor aval para demostrar que mi investigación predoctoral ha contribuido activamente a la ciencia. 


Como conclusión, pienso que facilitar la vida a la ya de por si dura carrera de un doctorando es un paso adelante. Nos forman para leer, pensar, hipotetizar, plantear, experimentar, analizar, reevaluar, concluir y, finalmente, presentar este proceso por escrito. Nuestro tiempo es oro, y si se otorga una nueva opción de escribir como es el compendio de artículos, los directores de tesis, por muy ‘old-school‘ que sea, no deberían hacérnoslo perder.

¡Un saludo a todos!

 

Pedro Juan Llabrés Campaner 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s